Saltear al contenido principal
+34 640 359 315 esenciashen@esenciashen.com
Reiki Y Estrés. Encuentra El Equilibrio

Reiki y estrés. Encuentra el equilibrio

La mayoría ya conocéis lo que es Reiki y todos los beneficios que nos aporta individual, y por ende, colectivamente. Nos ayuda a liberarnos del estrés, a relajarnos, a evolucionar  espiritualmente, incrementa la autoestima, fortalece nuestro sistema inmunológico, previene y favorece la sanación a nivel físico, emocional y mental y un largo etc. Pero hoy quiero hablaros exclusivamente de Reiki y su incidencia sobre el estrés

Por nuestro cuerpo físico circula energía Qi, Chi, Prana, ki, o como gustes llamarla. Esta energía la obtenemos a través de los alimentos que ingerimos y la respiración, por eso es tan importante mantener una alimentación equilibrada y realizar prácticas como la Meditación, Yoga o Chikung para aprender, entre otras cosas importantes, a respirar y a mantenernos en armonía. Junto con esta energía, también fluye la energía Jing (ancestral) y la Shen (espiritual), pero de ellas os hablaré en próximos posts. Si tu energía Qi es débil o está bloqueada tendrás más probabilidades de enfermar

Un factor que influye debilitando el flujo de nuestra energía es el estrés que, generalmente, es provocado por pensamientos y sentimientos conflictivos (pueden ser conscientes o inconscientes) o situaciones no resueltas que se enquistan en nuestro sistema energético sutil. Las emociones asociadas a estos pensamientos son el temor, la preocupación, la duda, la ira, la ansiedad, el miedo, por ejemplo. En definitiva, cualquier emoción que vibre en dirección contraria al amor

Existen estudios con base científica que muestran que sufrir estrés de forma reiterada puede bloquear la capacidad natural del cuerpo para auto repararse, regenerarse y auto protegerse. Sus efectos pueden ser pequeñas molestias físicas pero también pueden derivar en enfermedades del corazón, problemas digestivos, problemas respiratorios, de piel o ansiedad, entre otros

El estrés, así como la falta de ejercicio moderado o una alimentación deficiente, puede reducir o debilitar los niveles de leucocitos en la sangre, por ejemplo, por lo que nuestro sistema inmunológico deja de ser efectivo, dando paso a infecciones u otras enfermedades

De ahí la importancia que tiene el estrés en la actualidad, en este mundo de prisas, de comida fast food, de espiritualidad de “todo a cien”. Cada vez son más los casos en los que el estrés nos inhabilita para nuestro día a día e incide en nuestra vida, y en la de las personas que nos rodean e importan, de forma negativa

Pero seamos sinceros, controlar nuestro nivel de estrés es tarea complicada, no es una simple cuestión de decidir si añadir más fruta o menos carne en nuestra dieta, ya que intervienen todos esos factores externos (aunque en este sentido, la experiencia me dice que todo lo que vivimos exteriormente no es más que un reflejo de lo que tenemos en nuestro interior) a los que “culpabilizamos” de nuestra situación, ya sea trabajo, familia, enfermedades, situación económica…

Por lo anteriormente comentado Reiki puede ser nuestro gran aliado para combatir ese estrés, ya que uno de sus maravillosos beneficios es el poder que tiene para relajarnos, liberando tensiones y desanudando bloqueos energéticos. Recibiendo sesiones de Reiki, aliviamos los síntomas asociados al estrés, tanto físicos (dolores de cabeza, mareos, tensión muscular, etc) como emocionales (por ejemplo, la ansiedad) y además,  contribuye a cambiar la perspectiva de cómo vemos o percibimos las situaciones que nos estresan, aprendiendo a ver las cosas con distancia, como observadores. No nos cansaremos de decir que Reiki no es sólo un método de sanación natural a través de las manos, sino que también es un método de desarrollo espiritual que nos permite evolucionar como seres humanos

Si estás interesado en recibir sesiones de Reiki es muy importante el compromiso sin excusas. El primer paso, es aceptar ese estrés como una oportunidad de cambio y de transformación para obtener el bienestar que nos merecemos

Contacta con nosotros para resolver tus dudas respecto a la terapia. En la primera sesión  sentaremos las bases de ese compromiso y valoraremos la necesidad de realizar sesiones continuas o más espaciadas. Si tu problema es la falta de tiempo para asistir a las sesiones, debido al trabajo o la familia, estudiaremos la posibilidad de combinar sesiones presenciales con sesiones a distancia, pero lo importante es poner fin a ese estrés y empezar a adoptar modelos de vida más saludables de forma consciente

Sentimos lo que tú sientes

Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba
X